Cámara de comercio Brasil-España

Ventana de oportunidad para cerrar el acuerdo Mercosur-UE

19 junio, 2019
Mercosur - UE

La Cámara de Comercio Brasil-España (CCBE) ha celebrado un encuentro en Casa do Brasil, con el embajador designado por la UE en Brasil, Ignacio Ybañez, -quien tomará posesión de su cargo el próximo mes de julio-, y el vicepresidente del Consejo de Comercio Exterior de la FIESP (Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo), Stefan Salej, -a través de videoconferencia- para abordar las relaciones y la situación del acuerdo Mercosur-UE.

El presidente de CCBE, José Gasset, inauguró el evento dando la bienvenida a los invitados y aseguró que “tras 23 años de negociación, estamos en un momento de avance y buenas perspectivas, que puede terminar en la firma del acuerdo Mercosur-UE en los próximos meses”.

Por su parte, Ignacio Ybañez dio las gracias a CCBE “por su acogida en la Cámara a pocos días de mi designación. Agradecer al presidente, José Gasset y también a Antonio del Corro, director ejecutivo de CCBE, de los que estoy aprendiendo mucho. La UE se nutre de funcionarios propuestos y de diplomáticos de los estados miembros, los cuales pasamos por una preparación y un examen. He trabajado mucho desde el lado de España, y ahora es un reto para mí hacerlo en un país como Brasil.

Un país muy potente, quinto país del mundo en extensión, quinto país del mundo en población, y por desgracia también, quinto país en desigualdad, pero con muchas posibilidades y con gran necesidad de desarrollo”.

“Brasil cuenta -ha añadido- con una democracia bien establecida y con una gran demanda para mejorar en todos los aspectos. Desde los años 60, las relaciones se han intensificado en todos los sectores. En 2007 se formó una asociación estratégica, y se ha ido poniendo en práctica en muchos sectores que compartimos. Desde el punto de vista económico, la UE, en su conjunto, es el segundo socio comercial de Brasil, tras China, y Brasil es el 12º socio de la UE. Las exportaciones suponen 33 billones de euros siendo el 16º mayor exportador al mercado europeo (maquinaria, química, transporte…). Por su parte, la UE importó productos por valor de 31 billones de euros el pasado año. En el ámbito de los servicios, Brasil es un socio importante en inversiones, siendo el tercer destino de la inversión extranjera en la UE. Para Brasil, la UE es el principal inversor extranjero con un potencial importante. Una relación en el ámbito económico muy estrecha, sobre todo, en sectores como la manufactura, la tecnología, TIC…

Tenemos buenas noticias en torno al acuerdo de Mercosur-UE. Estamos en un momento importante. Mercosur cuenta con más de 260 millones de consumidores, se erige como la séptima economía del mundo, y el quinto mercado fuera de la UE.

Durante más de 20 años, el texto del acuerdo Mercosur-UE ha ido progresando, y hoy podemos decir, que es un acuerdo de nueva generación basado en tres pilares: un primer pilar en el ámbito del diálogo político, sobre la estrategia de 2007; un segundo pilar es el ámbito de la cooperación y la integración de sectores sociales, aprovechando la experiencia de todos los países para la cooperación triangular; y el tercer pilar es el ámbito del comercio y las empresas con cinco ventajas principales como son, la eliminación de los aranceles, la eliminación de las barreras, la apertura de los mercados de servicios, el ámbito de las compras públicas para las empresas europeas, y la existencia de una plataforma para favorecer a las PYMES.

Estamos ya en la recta final de la negociación y la Comisión Europea, con Cecilia Malmstrom a la cabeza, que tiene una voluntad clarísima por concluir el acuerdo comercial antes de noviembre de este año, fecha en la que finaliza su mandato.

Nada está acordado hasta que todo está acordado, principio básico de una negociación, pero ha habido muy buena coordinación y un impulso especial en los últimos tiempos. Todavía hay dudas en algunos puntos, por ejemplo, en el ámbito de la agricultura y otros, pero lo importante es que haya voluntad política. Se han alineado las condiciones perfectas, se ha abierto una ventana de oportunidad para llegar a un acuerdo”, ha concluido.

Por su parte, Stefan Salej, vicepresidente del Consejo de Comercio Exterior de la FIESP, ha asegurado que “el acuerdo es una apuesta a largo plazo y así hay que verlo”. Aconseja no dejar a los políticos solos, sino acompañarlo con el clamor de los empresarios, a quienes también se tiene que oír. No cabe duda, ha dicho, “Brasil será un país mejor con la firma del Acuerdo UE-Mercosur, un país más avanzado y mejor para sus ciudadanos. Con este acuerdo se generará más competencia en ambas regiones, en los países del Mercosur y del bloque europeo, y las empresas tendrán que adaptarse y ser mejores para enfrentar tal competencia. El resultado será muy positivo, y las empresas tendrán tiempo para prepararse”, ha concluido.

Si te gustó este artículo, ¡Compártelo!

Deja tu comentario