Cámara de comercio Brasil-España

Las infraestructuras, una prioridad para Brasil

20 febrero, 2020
Estado de São Paulo, João Doria, inversión privada, infraestructuras, Mercado aeroportuario, Ferroviario, Autopistas

La política de privatizaciones de infraestructuras son una prioridad para Brasil y su economía.

En este sentido, el Estado de São Paulo está siendo uno de los estados con mayor número de contratos concedidos. Lo que supondrá una gran fuente de ingresos para el mercado latinoamericano durante este año.

Haciendo hincapié en la actual agenda de licitaciones, se puede observar que es un tema de interés para el actual Gobierno. Según João Doria, gobernador de São Paulo, dicha agenda ha avanzado a pasos agigantados, debido a la nueva autopista Piracicaba-Panorama. Gracias a este nuevo proyecto, la Administración prevé continuar atrayendo la inversión privada en diversos sectores de infraestructuras como el aeroportuario, ferroviario o autopistas.

Mercado aeroportuario

En cuanto al sector aeroportuario, se pretende sacar al mercado 21 terminales (en lotes). De estos, 14 tienen un tráfico habitual a través de las líneas aéreas más relevantes de Brasil como, por ejemplo, son Latam, Azul, uno de los socios de la CCBE, Gol y Passaredo, que hacen aún más interesantes las posibles inversiones privadas en este mercado.

Ferroviario

El sector ferroviario se encuentra en un momento clave, ya que pretende sacar a concurso el primer tramo del “Trem Intercidades”, que conectará la capital de São Paulo con la ciudad de Campinas. Posteriormente, se quiere lanzar más tramos que conecten con el Sur, Este y Oeste de la ciudad, un total de 477 Km de vía ferroviaria, según la Compañía Paulista de Trenes Metropolitanos (CPTM). Asimismo, y en cuanto a las intenciones del Metro de São Paulo, se basan en incentivar el crecimiento de su red, únicamente con inversión privada.

Autopistas

Por último, en relación a las autopistas, el Gobierno de São Paulo lleva 20 años otorgando concesiones. La idea es que la Administración de la red de autopistas estatales pase ser gestionada completamente por empresas privadas. Es un proceso que lleva su tiempo, pero este año se prevé otorgar diferentes licencias para poder gestionar 240Km de carreteras.

El proceso de reestructuración económico brasileño está dando sus frutos en cuanto a crecimiento estatal, crecimiento económico y desarrollo del país. La modernización de su sistema de financiación está generando un gran interés de cara a los inversores, haciendo de Brasil una región cada vez más próspera.

Si te gustó este artículo, ¡Compártelo!