Cámara de comercio Brasil-España

La situación actual del sector comercial en Brasil y España

8 junio, 2020
Sector comercial, liquidez, PYMES, Medianas empresas, demanda, CCBE, CCBC, recuperación económica, retomar la actividad, ERTES, Empleo,

La situación actual que estamos viviendo, está causando efectos en todos los mercados de nuestra economía. La Cámara de Comercio Brasil-España (CCBE) y la Cambra de Comerç Brasil-Catalunya (CCBC) han puesto en marcha una nueva sesión telemática para abordar cómo el sector comercial, uno de los más afectados, ha tenido que adaptarse a la paralización de la actividad por parte de muchos negocios y a un fuerte descenso de la demanda tanto en canales offline como online.

El evento virtual, celebrado este jueves, ha sido inaugurado por Antonio del Corro y Francisco Arbós, directores ejecutivos de la CCBE y CCBC, respectivamente, quienes han querido destacar la importancia del sector comercial en Brasil y España, ya que es un mercado formado por un gran volumen de autónomos y PYMES, lo que genera riqueza y empleo y, por tanto, se convierte en un sector clave para la economía de ambos países.

Asimismo, este acto, que ha contado con la traducción simultánea de Eloisa Cerdán, CEO de Cerdán Traduções, ha sido una oportunidad única para dialogar con los representantes de las asociaciones sectoriales más relevantes en Brasil y España, que han ofrecido una visión panorámica del mercado y sus perspectivas de cara a una nueva era, que se cierne sobre los consumidores.

El sector comercial en España

“El comercio es el sector más relevante en España, ya que ocupa el 17% del PIB y genera el 12% de este. Se trata de un mercado compuesto principalmente por pequeñas y medianas empresas. Un ejemplo de ello es que los autónomos representan el 24%. Además, es importante destacar el empleo estable, pues la mayoría de los contratos son indefinidos, a pesar de la crisis que estamos viviendo. Pero, sobre todo, el sector comercial genera un impacto muy positivo en otros sectores como el servicio financiero, el mercado inmobiliario, el marketing y la publicidad, el transporte terrestre, entre otros”, ha declarado Julián Ruiz, coordinador de la Confederación Española de Comercio (CEC) y secretario general de CECOBI.

Ante este escenario, es fundamental proteger al sector comercial porque “es uno de los pilares que garantiza el estado de bienestar nacional. Aunque algunos negocios están empezando a desarrollar su actividad, las consecuencias han sido enormes para muchos de ellos y aún necesitan más medidas que les ayuden a reinventarse para adaptarse a los cambios en la demanda, a los nuevos patrones de consumo y a la necesidad de garantizar la salud de sus clientes”, ha informado David Sánchez, presidente de Comertia.

Entre las medidas fundamentales, ambos portavoces coinciden en que es necesario una mayor liquidez para poder hacer frente a la ausencia de ingresos durante estos meses, teniendo en cuenta también que el ritmo de la actividad, marcada por el tipo de negocio y por las normas establecidas en cada fase de las provincias, no será igual para todos. Asimismo, reclaman una flexibilización a la hora de pagar los impuestos, que no haya penalizaciones si las empresas se han acogido a los ERTES y no pueden continuar con toda la plantilla o que la incorporación de los trabajadores se realice en función de la demanda, así como la eliminación de las clausulas abusivas de los alquileres de los locales o la apuesta por un consumo responsable.    

El sector comercial en Brasil

En el caso de Brasil, “el principal problema, al igual que en España, es la falta de liquidez, sobre todo, en sectores como el turismo o los gimnasios, cuya actividad ha descendido entre un 60-90% en estos meses. Aunque todavía es pronto para determinar el impacto real de esta crisis, lo cierto es que toda esta situación está trayendo una serie de cambios en la industria como, por ejemplo, la digitalización de muchas empresas, lo que ha supuesto que los consumidores se hayan tenido que adaptar a la hora de realizar sus compras de manera online, a pesar de que algunos de ellos no hacen uso de las nuevas tecnologías hoy en día”, ha detallado Fábio Pina, asesor económico FecomercioSP.

Finalizando la sesión, Jean-Claude Silberfeld, consultor Fecomercio Internacional, ha hecho hincapié en la relación entre Brasil y España; dos países amigos que exploran sinergias desde hace años. Actualmente, el mercado brasileño abre un sinfín de oportunidades de negocio a largo plazo para las empresas españolas. Dichas oportunidades estarán impulsadas por el acuerdo Mercosur-UE.    

 

Si te gustó este artículo, ¡Compártelo!