El Programa de Compliance en las Organizaciones

La Cámara de Comercio Brasil-España (CCBE) ha organizado una nueva sesión telemática con el objetivo de analizar los contenidos del Programa de Compliance, la importancia del Canal de Denuncias y las funciones del Compliance Officer, así como las funciones que pueden ser externalizadas.

Además, de contar con la experiencia de un caso de éxito en la implantación de este programa gracias a Pranarôm España, empresa comprometida con los más altos estándares de ética corporativa y cumplimiento legal.

La sesión que ha estado presidida por Antonio del Corro, director ejecutivo de la Cámara de Comercio Brasil-España (CCBE), ha contado con la presencia de Cayetano García Castro, abogado Senior del departamento de Compliance, Alberta Zanata, Abogada Senior del departamento de Compliance y Silvina González, Coordinadora del departamento de Compliance por parte de IDBO Consultants y Maite Castro Albizua, Compliance Officer de Pranarom España.

Legislación en materia del Programa de Compliance

Para comenzar la sesión ha sido Cayetano García Castro, abogado Senior del departamento de Compliance de IDBO Consultans, quien nos ha introducido en materia, haciendo un recorrido cronológico sobre la implantación del Compliance en España, su legislación, los posibles delitos que pueden cometer las personas jurídicas, sus responsabilidades y las ventajas que supone tener implementado este tipo de sistemas de control y gestión, además de las condiciones y requisitos necesarios para implantarlos, entre los cuales, se encuentra el canal de denuncias.

El canal de denuncias

Para hablarnos de uno de los requisitos para la implementación del sistema de Compliance, Alberta Zanata, Abogada Senior del departamento de Compliance de IDBO Consultants, ha tomado la palabra para explicarnos qué es y las ventajas que supone tener implementado el canal de denuncias en cualquier organización.

El objetivo de implementar este tipo de canales se basa en reforzar la eficacia y garantizar el cumplimiento del programa de Compliance, detectar y prevenir conductas ilícitas. De esta forma se garantiza la confidencialidad de la identidad del denunciante y de terceros mencionados en la denuncia, se restringe el acceso al personal no autorizado, así como la prohibición de la toma de represalias contra los denunciantes y el acuse de recibo por parte de la organización.

La figura del Compliance Officer

Continuando con la sesión telemática, ha sido Silvina González, Coordinadora del departamento de Compliance de IDBO Consultants, quien se ha detenido a explicarnos cuáles son las características que debe tener la persona que ocupe el cargo de Compliance Officer, dentro de una organización.

El principal papel que cumple la persona que desempeñe este rol en una organización es la supervisión y gestión del Programa de Compliance. Entre las características principales, el Compliance Officer, debe ser independiente y autónomo, haber sido nombrado por la persona jurídica, contar con los recursos adecuados y además contar con la autoridad suficiente para ejercer dichas funciones.

Por otro lado, Silvina González, ha hecho hincapié en la posibilidad de externalizar este tipo de servicios ya que tiene numerosas ventajas, como evitar el conflicto de intereses o una mayor agilidad en la toma de decisiones, entre otras.

Pranarom España, un caso de éxito en la implantación del programa de Compliance

Para finalizar la sesión, hemos podido conocer el caso de éxito de Pranarom España gracias a Maite Castro Albizua, Compliance Officer de la compañía, quien tras introducir algunos datos de la empresa nos ha contado su experiencia gracias a la implantación del programa de Compliance en su organización.

Gracias a la colaboración de IDBO Consultants, Pranarom España, ha conseguido implementar con éxito el programa de Compliance en el que, tras realizar las gestiones iniciales, como el análisis previo de la organización, de sus riesgos penales o la implementación del canal de denuncias, pusieron en marcha los diferentes mecanismos necesarios para que este programa pudiera funcionar con autonomía dentro de esta organización, como la elaboración del Código Ético y el Manual de prevención de riesgos penales, lo que ha mejorado considerablemente el ambiente laboral y la reputación corporativa de la empresa.