El Ministro Paulo Guedes, optimista en la recuperación económica de Brasil

En el transcurso de la celebración del encuentro “Los retos del futuro de Brasil”, que ha contado con la colaboración de nuestros socios protectores Banco Santander y Telefónica, Paulo Guedes, ministro de Economía de Brasil, ha concedido una entrevista para los diarios españoles El Mundo y Expansión, destacando la perspectiva económica y política del mercado brasileño, uno de los más castigados por la pandemia de la COVID-19.

Paulo Guedes, se mantiene optimista con la recuperación económica

Haciendo hincapié en el ámbito económico, y a pesar del escenario en el que nos encontramos, el Ministro de Economía, Paulo Guedes, se muestra optimista en cuanto a la recuperación de la economía brasileña se refiere. Aunque las perspectivas del Fondo Monetario Internacional (FMI) indicaban una caída del Producto Interior Bruto (PIB) cercanas al 10% durante 2020, el descenso fue tan sólo de 4%.

“Lo cierto es que el retroceso fue más intenso en Reino Unido o en Italia, que tuvo una caída del 8% o en Francia que retrocedió un 6%”

Paulo Guedes, Ministro de Economía de Brasil

Además, Guedes señala que la economía se está recuperando en forma de V, ya que la recaudación fiscal durante los primeros meses del año, ha superado el mismo periodo de 2020 (antes de la pandemia), volviendo al mismo ritmo de crecimiento del PIB.

Todo ello ha provocado un cambio en las previsiones de crecimiento de la economía brasileña por parte del FMI y la OCDE, organismos que prevén un crecimiento cercano al 3,7% del PIB en 2021.

Independencia del Banco Central

Durante el acto, el Ministro no ha querido pasar por alto la agenda reformista del Gobierno brasileño. “Cuando hablamos del futuro de Brasil observamos que las reformas van a seguir”, ha informado.

Entre las últimas reformas, cabe destacar cómo hace unas semanas la Cámara de Diputados aprobaba la independencia del Banco Central, algo muy relevante para la economía del país, ya que esta acción permite impulsar el crecimiento económico, atraer nuevas inversiones, despolitizar la moneda y reforzar las instituciones.

También nos encontramos con el plan de ayudas directas de emergencia para garantizar la renta básica de 30 millones de brasileños, lo que ha provocado un aumento de los precios de los alimentos y los materiales de construcción. Sin embargo, esta escalada de los precios se debe a cuestiones coyunturales y, por ello, cuando se normalice la economía, los precios se irán estabilizando, ya que la independencia del Banco Central evitará el aumento de los precios en diferentes sectores, es decir, una inflación.

“La independencia del Banco Central también es importante para que podamos demostrar nuestro compromiso con la estabilidad de los precios; el impuesto que se cobra la inflación es el peor de todos, porque recae sobre la población más vulnerable”, ha concluido Gaudes en el encuentro donde, sin duda, se ha destacado que Brasil será una de las mayores fronteras de inversiones disponibles a nivel mundial.

Para leer el artículo al completo, por favor, haga clic aquí.